martes, 25 de mayo de 2010

HACER CIUDAD*

Solemos utilizar esta expresión para referirnos a espacios urbanos, edificaciones, planeamiento y en general a la ordenación del territorio. Es, por tanto, pensar en la ciudad del futuro con un urbanismo adecuado. Desde la perspectiva progresista son ciudades compactas, concéntricas, mixtas (residencial y comercial) generosas en zonas comunes y dotaciones y respetuosas con nuestra tradición mediterránea. El urbanismo conservador participa de un modelo menos sostenible por más consumidor de suelo, son ciudades jardín americanas, con centros comerciales periféricos y muy disperso territorialmente. Son ciudades distintas, pero sólo las hacen los técnicos y los políticos.


Pero yo creo que hacer ciudad no es sólo hacer un buen urbanismo. Ni tan siquiera es sólo resolver adecuadamente lo concerniente al territorio (el medio ambiente, la ubicación de polígonos industriales…). No, hacer ciudad es sobre todo apostar por la ciudadanía, vertebrar e integrar a los distintos tipos de vecinos atendiendo a sus circunstancias y convirtiéndolas en una oportunidad. Las ciudades las hacemos la gente. Nuestras ciudades son cosa de todos.


Lo explicaré con un ejemplo. Este fin de semana Azuqueca, nuestra Azuqueca, la que siempre es acusada de padecer el mal de los “municipios aluvión” (falta de sentimiento de pertenencia, segregación, etc.) tenía varias citas importantes.


Por un lado los equipos de fútbol y de baloncesto se jugaban sus opciones de ascender de división, por otra celebrábamos la feria de comercio, y por otra la Banda Municipal de Música hacía su primer concierto fuera de nuestro municipio, en Guadalajara capital, en la celebración de los 40 años de la Cruz Roja Juventud (qué gente más maravillosa, por cierto). También celebramos las jornadas por la convivencia y otras actuaciones culturales y deportivas.

Cada acto por su sitio. La Banda en Guadalajara, los comercios en el ferial, el fútbol en Oviedo, el básket en el Polideportivo de La Paz. Y sin embargo podía estar pendiente de todo.

El sábado en la feria del Comercio todo el mundo hablaba de la “final four” del fin de semana. También de la actuación de la banda, que tuvimos el privilegio de ver actuar en la propia feria antes de la gran cita del domingo en la fiesta de la Cruz Roja Juventud.

En el partido de baloncesto del mismo sábado, que ganamos, la gente hablaba sin parar del partido del domingo en Oviedo a las 12.00 de la mañana del club de fútbol. Y así durante todo el fin de semana.

El momento más emocionante del fin de semana, cuando más orgulloso me he sentido en mi vida de ser de Azuqueca, de pertenecer a esta colectividad que somos todos y todas en Azuqueca fue cuando, en la maravillosa actuación de los chicos de la Banda de Música de Azuqueca de Henares, ante un público entregado entre el que se encontraba el Presidente Barreda y Maria Antonia Pérez León, sobre las dos menos diez de la tarde, supimos que habíamos ganado en Oviedo.

Me acerqué a Juan Antonio y a David (líderes de la Banda) y les dije: “hemos ganado”. David se dirigió al público como director y nos dijo: “Vamos a tocar una canción en honor al básket Azuqueca que ganó ayer y al Club Deportivo Azuqueca de fútbol que acaba de ganar hoy”. Y sonó el mejor “we are the champions” de siempre mientras los chicos de la Cruz Roja y los familiares de los chicos de la banda gritaban “Aaaaaaaaaazuqueca, Aaaaaaaaaaaazuqueca…”
Eso es hacer ciudad. La que hacemos la gente.

* Dedicado al deporte de Azuqueca, en especial al Club Baloncesto Azuqueca y a sus jugadores, y a la gran familia de Cruz Roja Juventud