jueves, 29 de abril de 2010

Más confío en el trabajo que en la suerte

Dice un proverbio latino que “más confío en el trabajo que en la suerte”. Y así pienso yo. Por eso más confío en quien da oportunidades de trabajo que en quien sólo desea suerte.

El Plan de Choque contra el desempleo de Castilla-La Mancha toca a su fin. Ha sido un buen Plan, el mejor para luchar contra el desempleo de los que se han implementado en España. Y lo ha diseñado y ejecutado nuestro Presidente, Jose María Barreda Fontes.


El objetivo del Plan de Choque era establecer medidas para paliar los efectos ocasionados por el agotamiento de las prestaciones o subsidios por las personas desempleadas que hubiesen agotado su prestación (y no tuvieran derecho al subsidio por desempleo) o a los que hubiesen agotado el subsidio de desempleo. ¿Cómo se ha hecho?. Ofreciéndoles un contrato de trabajo, un salario, y formación adecuada a sus necesidades.


Nada se ha hecho en otros sitios en los que no se para de hablar del paro y de la difícil situación económica para empresas y trabajadores. Mientras, por ejemplo, en Telemadrid no se para de criticar al Gobierno de España por el paro, en esa comunidad autónoma no se hace nada de nada por ayudar a promover empleo (bueno sí, tener el récord mundial de puestos de confianza y asesores no electos junto a Esperanza Aguirre).

Aquí, en Castilla-La Mancha, mientras tanto, se ha puesto en marcha un buen plan aprobado por todos los actores que tienen algo que decir en materia de empleo (empresarios, sindicatos, federación de municipios y provincias, las cinco diputaciones provinciales…) aunque con la acostumbrada ausencia del PP de Dolores de Cospedal que se afana en impedir llegar a cualquier acuerdo bueno para la región (Cospedal, aliada de la crisis, cree que cuanto peor para todos, mejor para ella).

Por eso, por el Plan de Choque, hemos creado en nuestra región 12.000 nuevos puestos de trabajo. Es decir, 12.000 familias sin ingresos han tenido 12.000 oportunidades.  A pesar de que muchos ayuntamientos del PP apenas han colaborado, baste decir que en Azuqueca hemos contratado un 60% más por habitante que en la vecina Guadalajara; el Plan ha sido un verdadero éxito. Y no sólo porque ha sido bueno para los trabajadores mientras han trabajado. También porque les deja una posibilidad de tener durante varios meses, como mínimo, un subsidio para seguir buscando e ir tirando. Y también porque han ayudado a hacer cosas valiosas en las empresas y ayuntamientos donde han producido.

El otro día una mujer, una trabajadora de las 159 que ha tenido la suerte de poder contratar nuestro Ayuntamiento se me quejaba de que le parecía poco, que deseaba seguir trabajando. No le quito ni las ganas ni la razón. Pero todos los que han trabajado durante 6 meses en Azuqueca tienen que saber, que de ser vecinos de Alcalá o de cualquier pueblo de Madrid no hubiesen tenido nada, y de ser vecinos de Guadalajara sus opciones se habrían reducido un 60%. Es decir, que sólo 4 de cada 10 contratos que aquí hicimos se hubiesen hecho en Guadalajara.

¿Por qué hemos de creer que el PP de Cospedal, de Aguirre o de Antonio Román está más preocupado por la crisis si hace menos que los demás en combatir sus efectos?
Yo, confío más en el trabajo que en la suerte. Y confío más en quien hace lo que está en su mano que en quien sólo se queja pero nada hace.  Porque Sra. Cospedal, como dice nuestro refranero, “del dicho al hecho hay mucho trecho.