martes, 17 de mayo de 2011

Cuaderno de Campaña. Martes 17 de mayo. Encarando los últimos días de campaña

La mañana de hoy la he dedicado a atender a medios de comunicación. Una entrevista en la SER, otra para Nueva Alcarria y Global Henares. Antes, hemos celebrado el Año Internacional de los Bosques en el Parque de la Quebradilla. Y a plantar dos árboles de gran poder simbólico. Un álamo, que evoca a la meditación, a la reflexión, un árbol urbano porque es de crecimiento rápido y una acacia, que es el árbol de la constancia.


El Bosque de las Edades

Pilar, la directora del Centro de Día Las Acacias tiene un gran poder de convocatoria. A su llamada para acudir al Parque, hemos respondido afirmativamente una gran cantidad de colectivos y personas. Las enumero: Residencia La Alameda, Centro de Día las Acacias con su Consejo de Mayores, Asociación Nueva Ilusión, Colegio Maestra Plácida Herranz, Instituto San Isidro, Mancomunidad Vega del Henares con un taller de reciclaje, Taller de Empleo de Sostenibilidad y varios cargos públicos entre los que destacaría al Delegado Provincial de Salud y Bienestar Social, Juan Pablo Martínez Marqueta.

El acto ha sido muy entrañable. Juan Pablo ha hecho un gran discurso. Yo les he pedido a los niños y mayores que no crean que íbamos a hacer una mera plantación de árboles. Se trataba de algo más. De expresar un compromiso con una Azuqueca más sostenible y con un Planeta mejor. Y también una fusión inter-generacional de la Azuqueca hecha por quienes son nuestra historia viva y los que tienen que escribir nuestro futuro. Ha sido un acto muy emotivo. Alonso, un alumno, ha leído un poema precioso escrito por María, la terapeuta ocupacional del Centro de Día las Acacias. Y luego hemos plantado una Acacia y un Álamo entre todos.

Por la tarde he celebrado reuniones muy interesantes. Han sido ciertamente enriquecedoras. Hablando con la gente, con los representantes de las asociaciones y clubes de Azuqueca, no paras de aprender. Ojalá pueda seguir siendo el alcalde para llevar a cabo las buenas ideas que día a día recibo de nuestros vecinos y vecinas.

Es tarde. Mañana es un día duro. Aun no he cenado y tengo que seguir preparando cosas. Pero me estimula la compañía de la buena gente que lucha por una Azuqueca mejor.

Un abrazo